Soy Sevillista Soy Bético

El espíritu de Di Caprio en el Villamarín. Historia de un Real Betis – Getafe

El espíritu de Di Caprio en el Villamarín. Historia de un Real Betis – Getafe

Noche de viernes de las que gustan por Heliópolis, para terminar la semana rodeando nuestro templo y respirar en verdiblanco. ¡Qué ganas de volver a ver un partido en el campo!

Así nos imaginamos entrando en la calle Tajo a tomarnos la penúltima antes del partido

Y así entraríamos al Benito Villamarín

Y es que, como dice Pablo, se nos acabarían los problemas si pudiéramos volver a disfrutar del fútbol como nos gusta, en directo y en el campo

Esperamos volver pronto

Pues bien, ayer se presentaba en Sevilla un Getafe que últimamente parecía la bestia negra del Real Betis, nos tenía “cogía la medía”

La incertidumbre se notaba en el ambiente, hasta Er Pali estaba ya nervioso desde por la mañana

Pero en nuestro banquillo se sienta don Manuel Pellegrini, todo controlado

Bordalás tuvo que ver el partido desde la grada. Así asistió a los desajustes defensivos del Getafe que nada más empezar el partido dejó a Loren sólo ante su portero.

Y la cara que puso Pellegrini cuando vió el fallo de Loren a puerta vacía también tuvo que ser un poema, súmale la lesión de Fekir en los primeros compases del partido

Equipo compacto atrás pero en ataque faltaba algo, y muchos pensábamos en el mexicano sentado en el banquillo

Y Pellegrini decidió que lo que faltaba era el Panda, así entró en el campo

Dos penaltis provocados, y gol en el segundo de ellos.

Vaya como ha cambiado este delantero

Así lo narraba @andresocanacope, “en el área manda el panda”

Victoria sufrida, pero merecida. Alivio para Canales que ayer tuvo el punto de mira torcido.

Y Bordalás, que salió del Villamarín con el rabo entre las piernas y al borde del abismo

No se le llorará mucho en Sevilla, 3 puntos a la saca y a mirar hacia Europa, que es lo que nos merecemos

Así que fin de semana resuelto en lo futbolísticamente hablando. Esperamos a ver qué hacen Villareal y Real Sociedad. Bueno, también estamos expectantes de ver qué comenta el novio de Rosa, seguro que al igual que nosotros, está feliz.


Deja una respuesta